Cita con la historia en el Tourmalet

Fin de semana intenso el vivido esta semana pasada en Les Pyrénees.

Sin duda alguna, el plato fuerte era la subida al mítico Tourmalet, y por supuesto, ver como Alejandro Valverde y su equipo destrozaban al todo poderoso SKY en el Tour de Francia.

Por suerte, el Tourmalet lo pudimos ascender, si bien, con no pocos problemas. Y por supuesto, el Movistar de Valverde, reventó la carrera en una de las etapas más  duras y espectaculares que se recuerdan el la reciente historia del Tour. Y más abajo os paso la foto del día. Pese al cansancio acumulado, los nervios de la llegada y el estrés de la etapa, estuvo un momento con nosotros, después de que Alejandro  "Alemán", lo condujera a la zona de boxes.

Lo mismo no ganarán el Tour, pero la etapa del domingo queda para la historia...Felicidades al equipo Movistar y en especial a Alejandro Valverde.




Pero el sábado por la tarde algo imprevisto alteró nuestros planes. La subida al Tourmalet por Luz-St. Sauveur estaba y "está" totalmente destrozada por los efectos de las riadas y deshielos de hace un par de semanas. Con bicicleta al hombro, intentamos por todos los medios subirlo, pero los Gendarmes nos invitaron muy amablemente a que desistiéramos del intento.



El Maca arrasa en los Pirineos y no deja títere con cabeza.





Ante la imposibilidad de subir el Tourmalet por Luz-St. Sauveur, decidimos ascender Luz Ardiden. Un puerto no muy largo, pero duro y con unas vistas impresionantes.

Y aquí es cuando empieza el recitar del Maca. El primer km nos lo tomamos con calma, pero ya entrado en el puerto, pone un ritmo imposible de seguir. Pronto nos descuelga, hasta el punto de perderle la pista en los primeros tres kilómetros. Solo Isidoro y de lejos puede ver su estela. No hay duda, el Maca nos ha dado un repaso en Luz Ardiden...





El domingo nos tocaba el Tourmalet y tal vez el Maca iba a pagar el esfuerzo del día anterior. Pero pronto nos damos cuenta que mantiene la chispa de Luz Ardiden. En las rampas más duras, el velocímetro no baja de 14-15, y así hasta la Monguie. Con este ritmo es imposible meterle la rueda. Solo Isidoro consigue coronar con el.

El Tourmalet es un puerto especial. Todo aquel que le guste el ciclismo y lo practique regularmente, debería subir alguna vez este puerto.



Resumiendo... Alejandro a cumplido un sueño y un reto, subir el Tourmalet. Isidoro  ha disfrutado y se ha quedado con ganas de más. Ángel ha estado en su línea, sin prisa pero sin pausa ha coronado estos colosos. El Maca nos ha pasado por la piedra y yo tendré que volver al Tourmalet en compañía de mi vecino para que me de la revancha.


Volveremos


Entradas populares de este blog

La primera Clásica del Club está al caer

Lo difícil en un reto no es conseguirlo sino reconocer que no has podido