El Club con los mejores en la Perico

Disputada la MC Pedro Delgado, el balance para el club no puede ser mejor. Isidoro dentro de los 70 primeros, con un tiempo casi insuperable, 4:43:10.

Nuestros compañeros de Molina, Victor y Cascales, sin duda alguna, han realizado una marcha increíble. No está al alcance de todos bajar de las cinco horas en Segovia, y a las primeras de cambio, y sin conocer el terreno, 4:57:50

Pero si no quieres sobresaltos y si te quieres asegurar un buen tiempo en meta, como los de arriba mencionados, lo idóneo es seguir el ritmo de uno de los mejores en este recorrido. ¿Y quien es el mejor?.... Don Pedro Delgado.

No es fácil, porque Delgado es un artista sobre la bici. Pero si es tu día, y además de poder seguirle la rueda, puedes dejarlo atrás, mucho mejor.

Pues bien, el sábado era el día de Isidoro, y en el primer puerto, Navacerrada, Isi lo dejaba atrás. Victor y Cascales fueron más conservadores y pusieron su ritmo.

Todo parecía indicar que pese a la finura que presentaba el ciclista segoviano en la salida, nuestro lider se lo iba a pasar por la piedra. Ritmo constante, fuerte en las subidas y más fuerte en las bajadas. Era casi imposible que el local le entrara por detrás, aunque siempre hay que contar con el arte de Pedro Delgado en las bajadas, y más teniendo en cuenta que estaba en su terreno.

Cuando todo parecía indicar que esta vez si, y en la ultima bajada, la de Navafría, un misil entró por detrás, para así completar la marcha en el mismo tiempo que nuestro lider y a 17 minutos del primero en cruzar la linea de meta. Otra vez más, Delgado nos había vuelto a robar la cartera en la misma linea de meta...

Resaltar por encima de todo el tiempazo de nuestros tres compañeros, y para que coste en acta, y a falta de unas buenas fotos, os paso sus diplomas en letras de Oro.







Próximamente fotos y clasificaciones....

Entradas populares de este blog

Cita con la historia en el Tourmalet

La primera Clásica del Club está al caer

Lo difícil en un reto no es conseguirlo sino reconocer que no has podido